josé-maría siles

El año en que muere Franco, llego a Barcelona para estudiar periodismo con un par de cortos prohibidos bajo el brazo. Filmo en 16 mm las primeras manifestaciones del post-franquismo, cuando los catalanes reclamaban libertad, amnistía y Estatuto de Autonomía en la calle. Los antidisturbios acabarán con mi cámara Arriflex, a porrazos.

Después de colaborar con Radio France Internationale, en París, el primer sueldo fijo me lo paga Televisión Española por filmar mormones polígamos, en Madrid y Salt Lake City, antes de que me envíen de corresponsal a Bonn. La entonces capital de Alemania, mi querida aldea federal, era “la mitad de grande que el cementerio de Chicago, pero el doble de aburrida”, como escribía un periodista norteamericano.

Cuando cae el Muro, en 1989, estoy cubriendo la información en los dos ‘berlines’ para los telediarios de TVE. Cruzar aquellos días de un lado al otro de la muralla, antes y después del 9 de noviembre, fue la experiencia más hermosa de toda mi vida como corresponsal.

Luego vendrá la dirección de Canal Sur Televisión, el cerco de Sarajevo, Rabat, Nueva York, Washington, Kinshasa, Haití, Beirut y Bruselas, donde creo aNews: una agencia de corresponsales. Ahora soy el director de la agencia en París, donde empecé mi carrera profesional.

Vidéo clip de présentation from aNews on Vimeo.

Anuncios