el órdago de copenhague


Es difícil ver a Barack Obama, con su Premio Nobel de la Paz a rastras, convenciendo a suficientes congresistas de su propio partido para que acepten una reducción drástica de emisiones menos de un año antes de las próximas elecciones. Lo que ofrece Obama, un recorte del 17% en emisiones de CO2 para el año 2020 con respecto al 2005, engaña a pocos: es más o menos una cuarta parte de  lo que se ofrece desde la UE, que calcula las emisiones desde 1990 y puede pasar a ofrecer un recorte del 30 % . [por gabriel siles]

¿Estarán nuestros políticos a la altura?


Anuncios