galileo, 2013


galileo_modelEl GPS tendrá rival europeo: ‘Galileo’ llega en el 2013, confirma Bruselas. Después de haber intentando boicotear el proyecto, los norteamericanos son ‘partners’ de los europeos. China también está asociada (con un pequeño porcentaje de participación), pero no Rusia. El científico italiano del Renacimiento considerado como el “padre de la astronomía moderna y padre de la ciencia”, Galileo Galilei, jamás se hubiera imaginado que después de más de 350 años de su muerte, una constelación de 30 satélites estaría en órbita alrededor del planeta llevando su nombre. Aunque acumula ya ciertos años de retraso – debía estar operativo en el 2008 –, la Comisión Europea ha confirmado en Bruselas que el 2013 será el año en el que ‘Galileo’ se ponga en marcha. Desde que el satélite experimental GIOVE-B se lanzara en 2008 para validar la órbita, Galileo pasó de ser un proyecto a una realidad de navegación europea. Además, ya está previsto el lanzamiento de otros cuatro satélites para el año próximo con el objetivo de que la constelación funcione en 2013. Esta tecnología competirá con el sistema de posicionamiento global estadounidense, comúnmente conocido por GPS, y permitirá a la Unión Europea ser más eficiente económicamente a la vez de reducir los atascos y el consumo de energía en el sector del transporte.

Cuando esté operativo, Galileo proporcionará cinco servicios principales: abierto – ofrecerá de forma gratuita información precisa de tiempo y posicionamiento con unos metros de margen de error –, público regulado – de acceso controlado para aplicaciones gubernamentales –, comercial – brindará un nivel superior de prestaciones a cambio del pago de un canon –, de seguridad de vida – para las aplicaciones en materia de transporte – y de búsqueda y rescate donde Galileo proporcionará una localización precisa de alertas a casi tiempo real (el tiempo medio de espera es actualmente de una hora).

[blip.tv ?posts_id=1770459&dest=-1]Los 30 satélites del sistema de navegación por satélite Galileo tardarán más de media jornada cada uno para completar la órbita de la Tierra, se calcula que unas 14 horas. Estarán a 23.616 km de altitud, es decir, más de cuatro veces la distancia que separa a las ciudades de Madrid y Nueva York y además cada uno de ellos será capaz de reemplazar a cualquier satélite que falle en uno de los tres planos terrestres en los que serán distribuidos.

Desde el 2004, China es el primer país no europeo que participa en el programa Galileo y lo hace aportando 200 millones de euros del total de 3.200 millones del proyecto, pese a las reticencias de algunos miembros europeos por transferir tecnología a China. En el 2005, la Unión Europea firmó acuerdos con Israel, Ucrania, La India, Arabia Saudí y Marruecos. Al año siguiente, en el 2006, Corea del Sur se unió también al proyecto.

Con respecto a la aportación española en el proyecto Galileo, nueve son las empresas que participan en el desarrollo del sistema de navegación: Alcatel Espacio, Consorcio GSS, EADS Astrium Crisa, DEIMOS Space, EADS CASA, GMV, Indra, Mier y Sener.

Galileo, el científico italiano, inventó el telescopio en el siglo XVII para observar desde la Tierra objetos lejanos en el espacio. Paradójicamente hoy, en el siglo XXI, ‘Galileo’, el sistema de navegación por satélite europeo, permitirá observar la Tierra con detalle desde el espacio de la misma manera que lo hizo el “padre de la ciencia”.

Anuncios