majo magín


magin_revillo_usa1Mi nombre es… Magín Revillo, corresponsal de RNE en Washington durante los últimos diez años y, desde hoy, responsable de [a] news en Estados Unidos. Asturiano de raíces maragatas he decidido parar de corrrer, corriendo, mientras Barack Husein Obama hacía que juraba el cargo de presidente de los Estados Unidos de América. Convencido, como él, de que siempre en la vida hay una segunda oportunidad, aparco mis pasiones radiofónicas para reinventarme en el pais del tío Sam. Hasta ahora había trabajado en periódicos, revistas y televisión.

Había dirigido informativos y programas en la radio. Me han dado premios con los que sentirme satisfecho, pero lo que confieso que lo que más me ilusiona es ver como mis hijos crecen aceptando el mundo de diferencias que les rodea. Toca seguir abriendo los ojos, toca seguir aprendiendo, toca seguir contándolo en voz baja para que nunca se rompa la esperanza. Por delante han quedado pasiones y querencias.

Radio Nacional de España fue mi escuela y mi vida desde que nuestra democracia empezo a enseñar la patita por debajo de la puerta. El Pensamiento Astorgano, La Voz de España, Comunicación XXI, Diario 16 y la revista Tiempo me ayudaron a poner ideas y proyectos en orden. Hice mi bautismo televisivo en la autonómica Telemadrid y en lo que siempre he considerado mi fichaje estrella. Gracias a una buena boda supe dar la espalda a ofertas tentadoras. Hice y hago siempre lo que me ha dado la gana. Hasta cruzar el charco fui capaz hasta de vivir un año sabático en tierras de la Cerdaña.

Nunca he sido rico pero siempre he procurado tener una maleta en la mano. Diez años en los Estados Unidos dan lo que Salamanca no presta. Media2U será el nuevo juguete al que dedicar mis sueños. Mañana será otro día, pero hasta que llegue podré seguir contándolo a mi manera. Toca seguir abriendo los ojos, toca seguir aprendiendo, toca seguir contándolo para que nunca se rompa la esperanza. Nos vemos en [a] news, la agencia de corresponsales que ha puesto en marcha mi amigo José-María Siles.

Anuncios