tricornios en bruselas


Me hace gracia cuando escucho cuestionar el europeísmo de los europeos: que si los irlandeses dicen que ‘no’ a Europa en un referundum, que si los británicos no quieren entrar en el euro, que si los polacos no comparten nuestros valores… qué-se-yo, me da igual: decir que los europeos estamos en contra de Europa es una completa sandez.

siles_pq

Hace unas semanas estuve en Bruselas con una cuarentena de capitanes de la Guardia Civil que preparan su ascenso en la Academia de Oficiales de Aranjuez. En 10 años, estarán al frente de la Benemérita. Éstos ya mandan mucho y más que van a mandar. Son la generación de recambio, la próxima cúpula dirigente de la Guardia Civil.

Los guardias civiles de esta semana, a los que he contado cómo funcionan las instituciones de la Unión desde la perspectiva de un periodista europeo, me han llegado al alma. Los traía a Bruselas Marta Múgica, responsable en España de “Team Europa” y de los programas de comunicación con la sociedad de la Comisión Europea en España. Marta estaba tan encandilada como yo por la altura intelectual de nuestros visitantes: hombres y mujeres, europeos y europeas que, sin el traje verde nos parecían tan vulnerables como usted y como yo.

No es la primera vez que trato con guardias civiles fuera de su entorno habitual. He SPAIN/desempolvado del archivo este Informe Semanal de TVE, ‘Sarajevo, Año Cero‘, mientras recordaba la amistad que hice con guardias civiles en misión humanitaria en Congo y en Haití. Yo puedo decir que he estado tomando cubatas con la Guardia Civil.

Los guardias venían en visita de trabajo a las instituciones europeas: con la mente gc1abierta, sin el tricornio puesto, aunque sí con el mismo espíritu de servicio. Nuestros capitanes, conscientes de su papel en la sociedad civil, no ocultaban su ilusión por formar parte de Europa, por ser Europa y por poder ofrecer a Europa sus servicios profesionales.

Los ‘civiles’ que he tenido el honor de conocer esta semana en Bruselas eran inteligentes y se les veía preparados, sensibles a las dificultades de la construcción europea, humanos. Querían saber si los líderes políticos europeos darán la talla para sacarnos de la crisis. Por qué el dinero de Europa no es más asequible al ciudadano, sin que tengas que hacer una tesis doctoral o pagar a un consultor para conseguir ayudas o beneficios de un programa europeo… Cómo nos ven los norteamericano, ¿debemos dejar entrar a los turcos en el club?

Y una pregunta en todos ellos. ¿Por qué no nos cuentan mejor Europa nuestros políticos?

Anuncios