mátame ya, por favor


La noticia saltó ayer noche. Cinco de los acusados del 11S quieren declararse culpables de levar a cabo el mayor atentado de la historia de EEUU. Uno de ellos es de los que nos suenan: Jalid Sheij Mohamed, que sorprendió a la comisión militar que lleva su proceso, en Guantánamo, al renunciar a seguir defendiéndose, y a continuar con los recursos sobre la legalidad de las comisiones y de las pruebas obtenidas bajo tortura.

No aguanta más su mentira o no aguanta más la tortura continuada. Una de las dos lecturas. La que más os guste. Y todo esto a poco más de un mes de que  Barack Obama deje de ser “electo” para convertirse en “presidente” a secas ( ha anunciado acabar con  Guantánamo y trasladar los casos a tribunales estadounidenses).  Desde luego pretenden forzar y acelerar al gobierno.

Ahora, esto no acaba aqui. Esta decisión plantea un problema jurídico fundamental: ¿hace falta  un juicio a pesar de una declaración de culpabilidad?.

Ayer hubo audiencia previa. Y las familias de las victimas se acercaron a ver a los presuntos organizadores. A mirarlos y vieron como tres de los acusados renunciaban a sus abogados bajo la premisa de “No queremos seguir desperdiciando nuestro tiempo. No nos fiamos de ningún americano”.

Esperamos noticias

Anuncios