el cabo Rodrigo


guardia_civil_trafico1Un juez me ha absuelto de un delito (grave) de desacato y desobediencia y quiero que quede constancia pública de las razones por las que he tenido que sentarme en el banquillo por primera vez en mi vida.

En enero de 2008, la guardia civil de tráfico de Burgos me quitaba 7 puntos porque iba hablando por el móvil mientras conducía y porque el carnet que llevaba encima era el que me había sacado en Estados Unidos. Coche inmovilizado y exceso de celo del agente de tráfico que me mandó desde Burgos a Bruselas a buscar mi carnet de conducir europeo mientras mi coche se quedaba esperando en el aparcamiento de un hotel.

No tengo vídeo de mi diálogo surrealista con el cabo Rodrigo de la Guardia Civil, un cabo 1ª con TIP número Z18529C. La próxima vez aviso de que voy a seguir el ejemplo del padre James Manship, de East Haven (Conneticut, EEUU) a quien se le hizo justicia gracias al testimonio de la grabación que le hizo a un policía.

Llevo encima un carnet de conducir de Estados Unidos, un permiso de residencia belga y un DNI con dirección de Ciudad Real: todo legal, legal, aunque faltan leyes que contemplen mi especificidad.  ‘Too much’ para los guardias civiles de tráfico, entrenados por lo que parece para ver sospechosos debajo de las piedras y para desconfiar de los ciudadanos decentes, que también hay.

Tener que ir a Bruselas, desde Burgos y sin coche porque te lo inmoviliza la GC, a buscar mi carnet de conducir europeo me parece una broma de muy mal gusto. Todo un abuso de autoridad. ¿Ha tenido que dar cuentas a alguien el cabo Rodrigo, TIP número Z18529C?

Aparte del disgusto, a mí me costó el viaje de Burgos/Bruselas/Burgos más de 5.000 EUR y tres días de trabajo perdidos. Así ocurrió este abuso de poder, impune que yo sepa por mucho que a mí me haya declarado inocente el juez.

Anuncios